C. Valparaíso, 18-C, 41013 Sevilla

Centro Sanitario Habilitado NICA - 61488

info@eneapsicologia.es

600 89 55 02

ArtículosDejemos de usar expresiones como «Cada oveja con su pareja»

Enea Psicología

cada oveja con su pareja

Dejemos de usar expresiones como «Cada oveja con su pareja»

En el mundo de la psicología y las relaciones interpersonales, a menudo nos encontramos con dichos populares que, aunque parecen inofensivos a simple vista, pueden tener profundas implicaciones en nuestra forma de pensar y actuar. Uno de estos dichos es «cada oveja con su pareja», una frase que ha sido utilizada para indicar que cada persona debe relacionarse con alguien similar a ellos en términos de características, gustos o costumbres. Sin embargo, es importante reconocer que esta expresión no está exenta de connotaciones negativas.

En un sentido negativo, la frase «cada oveja con su pareja» puede promover la idea de la homogeneidad y la exclusión. Al sugerir que cada individuo debe estar con alguien similar, se pueden fomentar prejuicios y discriminación hacia aquellos que son diferentes. Esto podría limitar la diversidad y la aceptación de la variedad de personas y relaciones que existen en la sociedad.

Además, esta frase también podría contribuir a la presión social para que las personas se ajusten a ciertos estándares o expectativas en sus relaciones, lo cual puede ser restrictivo y limitante. Podría generar sentimientos de inseguridad en aquellos que no encajan en estas supuestas parejas «adecuadas» según las normas establecidas.

En Enea, centro de psicología en Sevilla, creemos firmemente en la diversidad y la aceptación de las diferencias en las relaciones humanas. Cada individuo es único, con sus propias experiencias, valores y perspectivas, y creemos que las relaciones más enriquecedoras son aquellas que se basan en la aceptación mutua y el respeto por la individualidad de cada persona.

Es importante desafiar los estereotipos y las expectativas sociales que pueden limitar nuestras relaciones y nuestra percepción de nosotros mismos y de los demás. En lugar de adherirse ciegamente a la idea de que «cada oveja debe estar con su pareja», animamos a nuestros clientes a explorar la diversidad y a abrirse a nuevas experiencias y conexiones.

En resumen, aunque la expresión «cada oveja con su pareja» puede parecer inofensiva a primera vista, puede tener implicaciones negativas al promover la exclusión, la homogeneidad y la presión social para conformarse a ciertos estándares en las relaciones interpersonales. En Enea, estamos comprometidos a romper estos moldes y a fomentar relaciones basadas en la autenticidad, la diversidad y el respeto mutuo.